3 Pueblos que deberías conocer si vas a Florianópolis

Florianópolis es uno de los destinos más elegidos por los turistas a la hora de vacacionar en Brasil. Sus playas y atracciones de todo tipo hacen que se convierta en un lugar irresistible para todos aquellos que desean relajarse y divertirse al mismo tiempo, ya sea que se encuentren solos o en compañía de su familia o amigos.

Ante esto, es importante que armes una lista con las preferencias que deseas destacar en esta nueva aventura para convertirte en un viajero feliz lleno de anécdotas. Es por esto que en el día de hoy te recomendaremos tres pueblos imperdibles de Florianópolis, dignos de ser visitados por su naturaleza y, sobre todo, por su gente.

Barra da Lagoa: Con un nacimiento reciente, se trata de uno de los puntos de Florianópolis más recorridos. Es un pueblo conformado mayoritariamente por pescadores y es que en esta práctica es donde radica su máxima tradición. Desde allí podrás realizar paseos en barco para llegar a otros sitios interesantes o hacer todo tipo de deportes acuáticos. También suele ser muy recomendado para los amantes de la fotografía y, por supuesto, para los apasionados por la vida al aire libre, ya que la vegetación es preciosa y ofrece postales inolvidables allí donde la vista se pose.

Campeche: Si bien no es un pueblo como tal, sino un barrio, es un sitio que no debes dejar de visitar. Al igual que Barra da Lagoa, el registro de su nacimiento como tal es bastante reciente (1995) y cuenta con la curiosidad de haber sido visitada por Antoine de Saint-Exupéry. Sí, el creador del famoso libro “El principito”. Su playa es una de las más prestigiosas, a pesar de que sus aguas son frías y con un oleaje bastante acentuado.

Canasvieiras: No podía faltar esta recomendación. Hemos hablado en muchas ocasiones sobre las mieles de este destino, pero nunca sobra recordarlo. Se trata de un sitio que está repleto de gente de todo el mundo, por lo que es ideal para socializar. Cuenta con opciones bastante económicas, lo que lo hace más tentador aún, y un sinfín de atractivos puestos al servicio de los visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *