4 lugares que tenés que visitar en Florianópolis

Florianópolis no es una ciudad más de Brasil, sino que se destaca entre muchos otros destinos turísticos por la gran variedad de playas y ofertas culturales que ofrece al público que lo visita. Además, también cuenta con paisajes naturales totalmente vírgenes, esto significa que no han sido alterados por la mano del hombre.

A continuación vamos a recomendarte cuatro lugares de Florianópolis que tenés que conocer sí o sí si decidís viajar a esta paradisíaca zona del continente:

1. Barra de Lagoa: Se encuentra en la región este y es una excelente zona para llevar a cabo conversaciones con la gente del lugar, si es que te agrada llevarte algo más que una experiencia natural de los lugares que visitás. La calidad de las personas que se aloja en este lugar es increíble, puesto que se trata de gente sencilla con la tradición de la pesca más arraigada en su cultura. Además, brinda acceso a destacadas playas de los itinerarios de viajes más típicos.

barra-de-lagoa

2. Playa Mocambique: Se trata de la playa más extensa de toda Florianópolis. Además, cabe destacar que es una de las áreas con menos intervención de la modernidad, por lo que responde a la premisa que enunciamos al comenzar: Es un espacio virgen. Es difícil llegar, ya que hay que hacer media hora de trekking y es un sitio poco concurrido, por lo que se recomienda que lo hagas en grupo.

3. Bombas y Bombinhas: Si te gusta el buceo, este es el lugar más indicado de todo Florianópolis para practicar ese deporte tan placentero. Y si no sos un experto en el tema, siempre hay una primera vez para todo. Siguiendo con la descripción del paraíso, la playa también es de arenas blancas y aguas cristalinas.

4. Isla de Campeche: El Edén en la tierra. Casi no hay otras palabras para describir el espectáculo ecológico que ofrece este lugar: Mar turquesa, arenas blancuzcas y vegetación. Y si te interesa la historia del planeta, preparate: ¡Es una reserva fósil! Sin embargo, es por esta razón también que deberás pedir una visita guiada, ya que no está permitido el acceso libre por preservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *